Tres sencillos pasos para proteger sus marcas en época de crisis

Tres sencillos pasos para proteger sus marcas en época de crisis

Es clara la crisis que vive y vivirá México en estos días en donde nuestro principal aliado de negocios tiene sesgos de no desear tener con nosotros una amigable relación comercial. La probable terminación forzada del TLCAN y el debilitamiento total del TPP son temas que desde el punto de vista internacional nos afectan (aunque en registro.mx consideramos que son toda un área de oportunidad). Desde el punto de vista local, temas como la piratería, la falta de una renovada ley de franquicias y expresiones de folclore, la actualización de las leyes de marcas, patentes y derechos de autor, así como la falta de operatividad del Protocolo de Madrid, son cuestiones que se deben de ir resolviendo internamente y mientras más pronto nos enfoquemos a resolver los temas pendientes, eso nos dará un mejor posicionamiento para poder negociar tratados internacionales.

Ese es trabajo del gobierno, pero como titulares de marcas también tenemos que llevar a cabo ciertas acciones para evitar problemas en el futuro. Aquí le presentamos tres sencillas acciones que le pueden evitar serios dolores de cabeza:

  1. Verifique que la información general con la que se solicitaron sus marcas este actualizada. Esto es importante porque en términos de la ley actual, existe la posibilidad de iniciar una acción de solicitud de nulidad de marca por datos falsos, lo que puede traer como consecuencia la nulidad de un registro marcario en caso de acreditarse que algún dato no corresponde a la realidad, como por ejemplo, la fecha de mejor uso manifestada en la solicitud.

 

  1. Verifique que la marca se está usando para los productos y servicios que se tienen protegidos. Los titulares de marcas están obligados a usarlas en la forma como fueron concedidas y para los productos y servicios que protegen. No hacerlo puede ser sujeto a una acción de solicitud administrativa de caducidad.

 

  1. Verifique que cuenta con pruebas de uso de sus registros marcarios. Cualquiera puede ser sujeto a una acción de solicitud administrativa de caducidad por parte de un tercero. En éste caso la “carga de la prueba” o quién está obligado a probar que usa la marca, es el propio titular de la misma. Procure conservar de una a tres facturas mensuales en donde se ostente la marca para ser usadas como prueba en caso de una solicitud de esta naturaleza.

No es broma, asegurarse que tenemos la casa en orden, le puede ser de mucha utilidad.

No Comments

Post A Comment