Consejos para no utilizar una marca registrada sin saberlo.

Consejos para no utilizar una marca registrada sin saberlo.

Un gran número de personas y empresas mexicanas dejan el registro de su marca “para después”, lo cual, sin que ellos lo sepan, representa un riesgo muy alto para su negocio. Imagínate que invertiste mucho dinero en papelería, publicidad, personal, nombres de dominio, renta, etc., para hacer crecer tu negocio identificándolo en el mercado con un nombre y diseño específico y después de unos meses (o años) te das cuenta que el negocio “pegó” y buscar proteger el mismo mediante el registro de marca. Sin embargo, al presentar tu solicitud, resulta que la marca ya está registrada para proteger los mismos bienes o servicios que tú comercializas.

Lo anterior representa el primer riesgo al que te enfrentarías si no corroboras que la marca que utilizarás no se encuentra protegida. Si esto ocurre, significa que has invertido mucho dinero, tiempo y esfuerzo en posicionar una marca en el mercado que no te pertenece, lo cual te deja en una posición muy comprometida, pues el dueño de la marca registrada podrá iniciar una acción de infracción en tu contra por el uso sin autorización de dicha denominación.

La ley de la propiedad industrial establece los diversos casos en los que una persona puede incurrir en una infracción administrativa, entre otras, utilizar una marca registrada (igual o similar en grado de confusión) para proteger los mismos o similares productos o servicios sin el consentimiento del titular, lo cual puede ser sancionado con una multa hasta de $1,689,500.00 pesos, la cual se puede incrementar por cada día que persista la infracción en $42,245 pesos (Arts. 213 fraccs. IV, XVIII y XIX y 214 de la Ley de la Propiedad Industrial- LPI), más la indemnización que deberás de pagarle al titular del registro marcario por daños y perjuicios contemplada en el Código Civil (Art. 221 LPI).

A continuación te presentamos 4 consejos para que esto no te suceda:

  • Antes de iniciar el uso de la marca, corrobora que la denominación que quieres utilizar para diferenciar tus productos y/o servicios no se encuentre registrada y que sea una denominación que sea susceptible de protección.
  • Registra tu marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.
  • No inviertas en papelería y publicidad antes de tener al menos una solicitud de marca presentada.
    Acércate a un experto para incrementar las posibilidades de éxito de tu registro y minimizar los riesgos.

 

 

No Comments

Post A Comment