La Propiedad Industrial en la época de la impresión 3D.

La Propiedad Industrial en la época de la impresión 3D.

Gracias a los avances tecnológicos, hoy en día podemos crear y/o replicar objetos tridimensionales en cuestión de minutos y a un costo relativamente bajo.

Si bien esta tecnología facilita producir, reproducir y comercializar productos, dichas ventajas vienen aparejadas con diversos retos prácticos y jurídicos.

La piratería es uno de los mayores problemas en el comercio en el mundo y México no se queda atrás. Durante su historia se han desarrollado diferentes métodos de copiado de marcas, obras y patentes, pero en particular, la ventaja principal de la tecnología de impresión 3D, la cual consiste en la facilidad, rapidez y precisión con la que un potencial infractor puede reproducir el objeto original, lo que lo hace, para nuestra materia, un arma de reproducción ilegal gran potencia.

Cuando nos encontramos en casos de piratería de productos con tecnología 3D, muchas preguntas quedan en el aire. En caso de fallas en el producto ¿quién deberá reparar el daño o pagar la indemnización al cliente afectado? ¿el fabricante de la impresora? ¿el proveedor de materiales? ¿el que elaboró los planos?

En un plano más crítico y preocupante, la fabricación de armas hace de la tecnología 3D un tema crucial, ya que se pueden producir y reproducir estas armas de forma muy sencilla y rápida con materiales no metálicos, difícilmente detectables por los controles de seguridad de metales.

Un caso muy sonado se dio en el Reino Unido donde un hombre de 26 años ha sido condenado por haber fabricado un arma de fuego con una impresora 3D. Otro muy interesante es el que se dio en EE.UU, en donde la empresa Defense Distributed puso a disposición pública en Internet los planos de un arma de fuego, los cuales fueron descargados más de cien mil veces, seguramente para ser utilizados en la reproducción ilegal de armas.

El reto es muy alto, ya que controlar este tipo de acciones resulta muy complicado para el gobierno.

Vivimos tiempos interesantes, reza el refrán chino y habrá que poner mucha atención al uso que se de a esta tecnología y a las que están en camino por llegar.

 

 

No Comments

Post A Comment