Marcas y nombres de dominio. Protección distinta pero inseparable.

Marcas y nombres de dominio. Protección distinta pero inseparable.

Primero fueron las marcas. En el momento en que nos dimos cuenta del valor de identificar productos y servicios en el mercado con nombres novedosos y específicos, las marcas cobraron un gran valor. Con el tiempo, nos dimos cuenta que invertir dinero y esfuerzo en una marca, exigía una protección legal para tener el uso exclusivo de dicho nombre. Así se creó el sistema de propiedad industrial, que hoy concede el uso exclusivo de las marcas por un período de 10 años renovables indefinidamente, es decir, una marca puede ser de su dueño toda la vida y por generaciones.

Después, los nombres de dominio, los cuales surgen de la necesidad de hacer más accesible la navegación en Internet. En un inicio, las direcciones electrónicas eran simplemente números, casi imposibles de recordar, después, para hacer más fácil la posibilidad de recordar de los usuarios, se creó el sistema de nombres de dominio, inicialmente con los .com (llamados de nivel superior), después los .mx (de nivel regional) y últimamente los dominios (también de nivel superior) como el .art o el .law. Estos dominios se pueden adquirir y tienen diferentes precios, los cuales deben ser renovados y pueden ser conservados por sus dueños por muchos años.
Actualmente el comercio electrónico ha crecido desmesuradamente. La gran, gran mayoría de los negocios deben estar en Internet, pues es la forma más fácil de ser localizados por la cada vez más creciente población que busca bienes o servicios por esta vía. Si no estas en Internet, es muy probable que estés perdiendo dinero y lo peor es que cada vez es más barato y asequible crear un sitio web, involucrarse en redes sociales, crear campañas publicitaras y segmentar mercados haciendo uso de nuevas tecnologías.

Registrar tu marca y adquirir tu nombre de dominio, es la mejor forma de iniciar un negocio. Proteges tu futuro (pues todo el dinero que inviertes será para tu marca) y creas un bien intangible de valor, que es tuyo y cobra valor cada año; por otro lado, proteges también tu nombre como nombre de dominio, lo cual permitirá a tus clientes identificarte y encontrarte más fácilmente en Internet. La ecuación en la siguiente:

Marca Registrada + Nombre de Dominio = Seguridad jurídica y nuevas oportunidades de éxito.

Edición Registro.mx

No Comments

Post A Comment